Skip to content

Un libro esencial para todos

Hemos estado yendo por varios días a un taller mecánico industrial, donde instalaremos un sistema de seguridad industrial muy complejo en muchas maquinarias, así como a los trabajadores.

Durante una de estas visitas técnicas pasamos a la oficina principal donde trabaja el dueño de todos estos mega talleres, un hombre que se preocupa mucho por sus trabajadores y sus familias, algo que es muy extraño en el México de hoy en día.

Algo que me llamó mucho la atención fue una fotografía de tamaño bastante considerable del gran Antoine de Saint-Exupery, el autor novelas como El Principito y El vuelo de noche.

Antoine de Saint-Exupery nació el 29 de junio de 1900, en la ciudad de Lyon, muy cerca de los Alpes franceses, una de las provincias más hermosas de toda Francia y gemela a Suiza y Austria.

Antoine era descendiente de una larga familia aristocrática de aquella región y fue educado rigurosamente en el castillo de su padre, cerca de la ciudad de Lyon, donde fue instruido por rigurosos maestros escolares del más alto grado, en las distintas materias que se lleva en una escuela, además de inculcársele por todos lados un amor incondicional y ardiente por su querida Francia, algo que tomaría un rol fundamental en el futuro.

Al llegar el momento de hacer su servicio militar, Atoine pidió ser transferido a la fuerza aérea, ya que había desarrollo después de mucho estudio, una gran habilidad para la navegación, algo que era crucial para los vuelos en los días donde el radar no existía.

Al terminar honorablemente su servicio militar, Antoine se convirtió en piloto comercial, siendo pionero en muchas de las nuevas rutas aéreas comerciales  en Europa, África y Sudamérica.

Al desatarse la Segunda Guerra Mundial se reportó inmediatamente a la Fuerza Aérea Francesa, donde sirvió como piloto de reconocimiento en la gran y trágica Batalla de Francia, donde su querida patria fue derrotada por la maquina alemana.

Durante tres años vivió exiliado en Nueva York, sabiendo que su viejo castillo había sido tomado por los nazis, algo que le rompía el corazón.

Fue durante este periodo cundo escribió so obra maestra, Le Petit Prince, conocida en el mundo hispano como El principito.

el-principito-le-petit

Esta novela trata de un pequeño príncipe que vivía en un pequeño planeta, al que tenía que cuidar, particularmente a una rosa caprichosa quien demandaba mucha atención, por lo que decide ir a buscar nuevas amistades a otros planetas y conoce a seres y personas muy interesantes; sin embargo, al final de su búsqueda se da cuenta que aquella rosa de su planeta era su verdadera amiga.

Esta novela, para mi gusto, es una de las más bellas y con más rico contenido que jamás se hayan escrito en la literatura universal, que nos enseña, y cito “No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Este es un libro para todas las edades, ya que sus lecciones invaluables son un recordatorio a la humanidad de nuestro propósito en el mundo.

En el año de 1944 el autor de este libro fue derribado por los alemanes y murió como aquel principito curioso.

Comments are closed.