Skip to content

Primera edición

El día de ayer fui a la casa de un editor muy famoso, quien es un buen amigo mío y cuyo nombre no mencionaré por respetar su identidad.

Su apartamento está en la prestigiosa zona de Central Park; es de una arquitectura moderna, pero fina, amueblado con muebles minimalistas de colores sobrios y elegantes, cuyo mensaje a cualquier visita es “Aquí es un lugar donde se trabaja el intelecto”.

El apartamento, a decir verdad, es bastante grande, sin ser enorme, y sus terrazas en los cuatro puntos cardinales dan la impresión de estar en una torre en algún gran lugar.

biblioteca

En el extremo derecho del apartamento se encuentra una biblioteca de paredes de madera obscura, resguardando miles de libros y colecciones de enciclopedias, algunas que datan desde la época medieval, escritas, por supuesto, en latín.

En la esquina izquierda de la habitación hay un escritorio hecho de la misma madera y del mismo color que aquellas extraordinarias repisas sosteniendo esos miles de libros.

Del lado opuesto a la cabeza del escritorio están dos sillas inglesas y me invitó a sentarme en una de ellas para aparentemente mostrarme algo y tener una larga conversación, por lo que sacó una botella de buen whiskey  y me sirvió un poco en un baso de cristal de malta.

Al sentarnos me abrió uno de los cajones de su escritorio, de donde sacó un libro de terciopelo negro, en medio del cual se encontraba un anillo en forma de un dragón enroscado.

“¿Sabes qué es esto?”, me preguntó con una ligera sonrisa.

Aunque me intrigaba mucho aquel libro, la verdad era que no tenía ni idea de lo que era o de quién.

Mi amigo se rio y me dijo que era un libro primera edición de El Señor de los Anillos, dedicado a su padre personalmente por J.R.R. Tolkien, el autor de esa gran obra. Esto me impresionó mucho, ya que aprecio mucho esa obra y admiro de sobremanera la manera de escribir de ese autor.

El libro de El Señor de los Anillos no es cualquier  obra de ficción, sino un trabajo estrictamente filológico y filosófico, que terminó, por la obra del destino, convirtiéndose en un Best Seller.

LOTR

Es preciso destacar el hecho de que el autor compuso toda una semántica, gramática, abecedario y caracteres de dos lenguajes; el lenguaje de los elfos y el lenguaje los feroces orcos.

La creación de estos complejos lenguajes fue una inspiración del finlandés antiguo, así  como el sajón viejo (aquel utilizado en el poema de Beowulf).

Las características filológicas de esta obra son tantas, que lectores de profesión filóloga le escribían al autor en esas dos lenguas, utilizando una buena ortografía y reglas gramaticales.

El gran éxito que tiene la obra el día de hoy se debe mucho a las películas de Peter Jackson, que le dieron la vuelta al mundo en un día más de ochenta veces.

En fin, la verdad es que quedé encantado de tener la oportunidad de conversar con mi amigo, así como de encontrarme con dicho libro.

Comments are closed.