Skip to content

Finlandia

La semana pasada fui a una feria de venta de colchones importados de Finlandia, donde los expertos afirman que son expertos en la tecnología del sueño  y me hizo recordar el tiempo que pasé en aquel país, que a mi parecer y al de muchas personas es uno de los mejores países para vivir de todo el mundo.

Finlandia es un país localizado al norte de Europa, acorazado entre dos regiones muy distintas, algo que a lo largo de su historia ha causado de vez en vez hostilidades con sus vecinos.

Hacia el norte, Finlandia colinda con el Mar Barents, quien separa a dicho país del polo norte, localizado en la cima del mundo; hacia el oeste de Finlandia se encuentra Suecia; al este dicho país colinda con Rusia; y al sur de la tierra finlandesa se encuentran el mar Báltico y el Golfo de Finlandia (lugar que se ha disputado mucho con sus vecinos Rusos).

Culturalmente hablando, Finlandia, aunque está acorazado por Suecia y Rusia, es mucho más arraigado hacia la cultura escandinava, hasta al grado de ser considerados escandinavos por muchos de los nativos de esa zona geográfica (Dinamarca, Suecia y Noruega).

Saami_Family_1900

La  lengua finlandesa es distinta, de igual manera, tanto del ruso como del sueco, ya que el finlandés solo tiene una lengua parecida a ella, que es el húngaro, ya que ambas provienen del mismo árbol lingüístico.

Aunque Finlandia mantiene una excelente e impecable relación con sus vecinos nórdicos, no lo es así con sus vecinos hacia el este, ya que siempre los han considerado una verdadera amenaza para su soberanía y con buena razón.

En el año de 1939, la Unión Soviética bajo el comando supremo de Joseph Stalin atacaron con suma agresividad Finlandia en una ofensiva de cuatro frentes, comenzando en las costas del Golfo de Finlandia, hasta por encima de las congeladas playas del Mar Blanco.

Para los soviéticos era crucial aplastar a las tropas finlandesas de una manera sádica y brutal, para de este modo mandar un mensaje de poder a la Alemania Nazi, cuya mirada se decía estar en Moscú.

Sin embargo, lo que se esperaba que fuera una ofensiva rápida y feroz resultó ser opacada por la obstinada defensa del ejército finlandés, comandada por el carismático y sagaz general Carl Gustaf Manerheim, quien hizo sangrar al ejército rojo como nadie nunca lo hubiera esperado.

Esta heroica defensa duro un año, hasta que los refuerzos soviéticos llegaron, superándoles 20 a 1 en el aire; 14 a 1 en tierra; y 8 a 1 en el mar, solo con la primera ola de ataque.

Durante esta guerra se inventó el coctel Molotov (un proyectil que actúa como una granada cacera)  y fue durante este conflicto que surgió el francotirador acreditado con la mayor cantidad de muertes en la historia, llamado Simo Haya.

El día de hoy, Finlandia es uno de los países más prósperos en el mundo y con una de las economías más sólidas.

Comments are closed.