Skip to content

Month: May 2017

Una guía para la compra de fieltro para manualidades

Hecho de lana suave o acrílico artificial y disponible en un arco iris de colores, el tejido de fieltro es el compañero perfecto para las artesanías y manualidades.

Se utiliza para hacer proyectos de costura, adornos, bolsas, posavasos, medias de vacaciones, y muchos otros artículos.

Este material, entre sus cualidades es que muy barato y fácil de trabajar. Lo importante es el seleccionar el tipo y el tamaño adecuados de las embarcaciones que se requieren usar del fieltro para manualidades que estás por emprender y disfruta de su apariencia simple y elegante que te ofrece el fieltro.

a) Tamaños y formas de fieltro

El fieltro viene en varios estilos, dependiendo de qué necesites. Lo más común son las hojas de fieltro, que se venden en varios tamaños que van desde los 12.5x20cm o 22x22cm.

Es posible que necesites piezas más grandes por lo que tienes la opción de comprar por metros o incluso un rollo entero

El comprar fieltro pre-cortado te puede ayudar a ahorrar tiempo. Los cortes pueden ser pétalos de flores, corazones, hadas, mariposas y otras formas variadas, perfectas para agregar estilo a la decoración que te encuentres haciendo.

Existen también cortes ya hechos de cartas para deletrear el nombre de un niño, formas estacionales tales como hojas, copos de nieve, o formas de días festivos para crear los proyectos acordes al día de fiesta.

Estas formas troqueladas vienen en varios tamaños y colores.

b) Colores y diseños de fieltro

Hay muchas opciones de color cuando se compra el fieltro. Puedes elegir entre una variedad de tonos llamativos como azul, rojo, verde y naranja, o gris suave, lavanda y rosa.

El fieltro viene en diversos gruesos, ideales para esos proyectos que requieren de un grosor particular, esto es tan sencillo como el comprar un fieltro grueso de lana prensada de 4 mm de espesor o el utilizar un fieltro de espesor de 1 mm para otros proyectos.

Puedes adquirir un patrón totalmente sólido o con diseños y estampas gráficas en la tela, tales como flores, lunares, patrones a cuadros e incluso con estampados retro.

c) Fieltro de hierro y adhesivo

También puedes encontrar los pedazos de fieltro con formas con un soporte pegajoso listo para utilizar una plancha para adherirlas.

El adhesivo y el hierro son fáciles para que los estudiantes las utilicen en sus clases de artes o para hacer proyectos simples de manualidades y no desea usar una máquina de coser o una aguja e hilo.

d) Materiales de fieltro

El fieltro básico para usar en el arte es una mezcla de telas sintéticas, incluyendo el acrílico, el poliester, y el rayón. El fieltro de arte es delgado y puede no ser durable en comparación a otros tipos de fieltro.

El fieltro de lana mezclado combina lana auténtica con rayón para formar un fieltro asequible que se siente mucho más lujoso que el fieltro artesanal, pero el tipo de fieltro más lujoso es el fieltro de lana al 100%, es una lana suave y texturizada y está disponible en diferentes espesores.

Por ello, será necesario utilizar lana auténtica para proyectos como la creación de ropa, sombreros, bolsas o decoración del hogar, mientras que los tipos más baratos de fieltros son perfectos para los proyectos de vacaciones o artesanías para niños.

Comments closed

Del metate a la máquina de hacer tortillas

Como hemos observado en diversos productos en donde el uso de las máquinas tienen su papel activo, en la hechura de las tortillas mexicanas, no es la excepción.

En México antes de Cortés se inventó la famosa tortilla entre 2000 y 1000 a. C., cuando la mayoría de los historiadores coinciden en que el maíz comenzó a cultivarse en Guatemala y en el sur de México.

El método antiguo de hacer tortillas a mano nunca había cambiado hasta hace poco. En sus inicios, la “máquina” que se utilizaba era el metate en donde se molía el grano ya nixtamalizado hasta quedar una masa tan suave como el lóbulo de la oreja.

Después con la mano se creaba la tortilla ofreciendo un atractivo visual en su hechura.

Después del metate, vino una especie de máquina manual en donde se apretaban con la mano dos prensas, ya sea de metal o madera y entre ambas se colocaba ya la masa molida previamente molida en molinos y no por el metate. Una vez que se aprieta la prensa se obtiene la masa circular lista para colocarse en el comal.

Y ya entrando el siglo XX, viene el momento de la máquina para hacer tortillas.

En estas nuevas máquinas, la masa se pone en un extremo de la máquina y una tortilla perfectamente cocida y lista para comer sale al otro extremo.

Máquinas de este tipo llegan a hacer miles de tortillas. Por ejemplo, mientras que una experta puede hacer a mano alrededor de ocho docenas de tortillas por hora, la máquina hace 100 docenas.

El uso de las máquinas se extiende en este proceso hasta la etapa de moler el maíz para obtener la masa.

Recordemos que desde sus inicios se usaba el metate, con la llegada de las máquinas, éste se sustituyó por el “molino” en donde se vacía el maíz previamente cocida con cal (nixtamal) para obtener de esta forma la masa.

El molino consta de piedras gruesas llamadas “canteras”. Estas canteras son porosas y se refrigeran en agua. Después del molido, el maíz se amasa.

En esta etapa, va dependiendo del molino y del tipo de maíz para obtener masa blanca, amarilla o de color.

Una vez que se ha obtenido la masa, las máquinas que hacen tortillas reciben dicha masa de maíz nixtamalizada, la presionan y la cortan en forma de tortillas finas.

Las tortillas se colocan en una cinta transportadora metálica y se llevan a un horno donde se hornean.

Las tortillas son luego depositadas una por una en un recipiente para ser dispensadas y empacadas para facilidad del consumidor.

Las tortillas de maíz, son vendidas por peso y no por cantidad. Así que bien puedes comprar desde 100 gr, hasta varios kilos dependiendo tus necesidades.

Si estas preparando unas taquizas, entonces será la cantidad de kilos a comprar y ten presente que en promedio una persona se llega a comer entre 4 a 5 tacos.

Obviamente esto es un promedio ya que sabemos que hay personas que están a “dieta” y comen los guisados con cuchara, mientras que por el otro lado tenemos a los grandes comelones que bien pueden comerse hasta una docena de tacos sin mayor problema.

El tamaño de la tortilla también dependerá la cantidad a comprar, pero los datos anteriores se ajustan a las tortillas de tamaño regular.

Comments closed

El estilo escandinavo, un estilo moderno y minimalista

El estilo escandinavo ha tenido un gran impacto en la forma en que se llegan a diseñar los interiores dado su ascenso en su popularidad en los años 1940 y 1950.

Desde entonces ha seguido influyendo fuertemente en nuestros muebles, iluminación y accesorios para el hogar.

Una estética crucial para el estilo escandinavo es el equilibrio perfecto entre forma y función.

El movimiento de diseño se centra básicamente en las piezas que tanto, que se ven hermosas y funcionan perfectamente entre sí, por lo que tiene como objetivo mantener una disposición entre todos los elementos.

Desde los colores y texturas hasta el mobiliario y la iluminación, todo debe ser armonioso, donde el punto clave viene en el equilibrio de usar un mobiliario como sofás modernos y funcionales, por dar un ejemplo.

Los interiores escandinavos son conocidos por ser despojados y simples y esto se refleja en las paletas de colores que se utilizan normalmente.

Los esquemas clásicos son principalmente monocromáticos con grises suaves incorporados para crear un fondo minimalista liso.

La naturaleza nórdica también inspira los esquemas de color y los verdes profundos del abeto, los tonos de madera y los cueros son también prominentes, los cuales agregan calidez a la mirada.

En los interiores más contemporáneos, los tonos suaves del pastel se introducen para traer un estallido del color ofreciendo una mirada juguetona en el lugar.

Por ejemplo un pálido rubor rosado, un delicado color amarillo y lavados de verde menta son perfectos para paredes acentuadas y para dar paso a los accesorios como la ropa de cama, cojines y alfombras que todo en su conjunto conforman y dan ese acento particular.

El diseño interior escandinavo ve una combinación de acabados muy elegantes utilizando preferentemente los diseñados con materiales naturales que están arraigados en su tradición.

Esta mezcla de acabados híper modernos con los que se han utilizado en su diseño durante cientos de años, como la madera, el cuero y la lana, crea un interior equilibrado magnífico que es elegante y a la vez cálido y acogedor.

También se pueden incorporar materiales más contemporáneos como el concreto y los acabados metálicos.

El cobre y el latón continúan en tendencia y trabajan particularmente bien a través de la iluminación de una tabla colgante.

La iluminación forma a menudo el punto focal de los interiores escandinavos, mezclando tecnología y diseño atrayendo una ventaja orgánica a la estética. Luces colgantes, lámparas de pie y lámparas de mesa con texturas emocionantes que contrastan con el resto del espacio pueden darle una mirada particular.

La iluminación debe mantenerse cálida y acogedora para evitar que los espacios reducidos se sientan rígidos o clínicos, lo que hace que el cobre sea un material perfecto. La luz natural también es un elemento importante en los interiores escandinavos para mantener las ventanas libres de desorden.

Como siempre, los muebles escandinavos ponen el mismo énfasis en la forma y la función y muchos diseños clásicos se infunden con inspiraciones de mediados de siglo. Las líneas limpias, siluetas fuertes y formas arquitectónicas desempeñan un papel importante y se combinan con un énfasis en los materiales y texturas utilizados.

De esta forma, todo entra en armonía y tú te sentirás genial en un interior que evoca tranquilidad, elegancia y buen gusto.

Comments closed